Arte

El amor en el arte: El beso de Gustav Klimt

“Cuando pinto, uno de mis mayores sentimientos de placer es la conciencia de que estoy creando oro.” Gustav Klimt

En la escena artística es difícil no encontrar obras que exploren uno de los sentimientos más humanos: el amor. Uno de los artistas que exploró el tema en sus diferentes esferas fue el austriaco Gustav Klimt. Tal vez su obra icónica en este tema sea la pintura “El Beso”.

Klimt fue uno de los protagonistas del movimiento artístico art Nouveau un estilo que hace referencia a la intención de crear un arte nuevo, joven, libre y moderno. Una ruptura con lo anterior, teniendo presente una idea clara: «el futuro que ya ha comenzado»

Flores y plantas proliferan decoran las cabezas y pies de los enamorados, evocando la idea sobre la fertilidad de la tierra cuando se encuentran en un beso dos enamorados.  

En el beso, se representa la expectativa previa a un beso, usando la postura romántica de la envoltura de un abrazo. Para muchos, este cuadro simboliza la reconciliación, el abrazo del deseo, la belleza y el erotismo propio del amor. La manera en la que Klimt expresa el amor es a través del uso de colores brillantes, dorados y amarillos, que para el momento eran tonos exclusivos de cuadros religiosos.

La inclusión de una figura masculina en el cuadro es, sin duda, una peculiaridad, ya que la mujer era la verdadera protagonista de la mayoría de las obras de Klimt.

Flores y plantas proliferan decoran las cabezas y pies de los enamorados, evocando la idea sobre la fertilidad de la tierra cuando se encuentran en un beso dos enamorados.  

Ingresa tus datos para recibir el Newsletter de culto directo en tu correo

Puedes consultar nuestra politica de tratamiento de datos haciendo click aquí

¿Cuánto es 7+4?

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *